Ciencia > Religión

"Dios no existe": la conclusión final de Stephen Hawking

Antes de su muerte, el físico indicó que su postura se debía a la simplicidad

Tiempo de lectura: -'

18 de octubre de 2018 a las 14:57

Stephen Hawking, en el último texto publicado antes de su muerte, explicó a qué se debe su falta de fe y su postura atea. El físico siempre se mostró como una persona no religiosa y en esta ocasión dijo que se debía a la simplicidad.

El libro Respuestas breves a las grandes preguntas, publicado antes de su muerte, está lleno de reflexiones sobre la naturaleza del universo y del tiempo. Pero también hizo una reflexión sobre la fe: “¿Tengo fe? Todos y cada uno de nosotros somos libres de creer aquello que queramos, y mi creencia al respecto es que la explicación más simple es que no existe dios. Nadie creó el universo y nadie dirige su destino. Esto me lleva a una profunda reflexión personal: Probablemente no existe un cielo ni ningún tipo de vida después de esta”.

En 2010, en su libro El gran diseño, indicó que las leyes que rigen el cosmos hacen innecesaria la presencia de una entidad para dirigir el universo. Por ejemplo, la gravedad.

Cuatro años más tarde, hizo referencia en una entrevista con el diario El Mundo, que dios era una figura meramente retórica y no una aseveración de su existencia: “En el pasado, antes de que entendiéramos la ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos ‘la mente de Dios’ era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero estos no son compatibles con la ciencia”.

Y agregó: "Por siglos se creía que los inválidos como yo vivían bajo una maldición impuesta por Dios", explicó. "Prefiero pensar que todo puede ser explicado de alguna forma, usando las leyes de la naturaleza".

Hawking siempre expresó sus preocupaciones éticas. En los últimos años, hizo una serie de predicciones catastróficas sobre problemas reales. Temas vinculados a la inteligencia artificial y sus aplicaciones, la manipulación genética de seres humanos y la poca acción frente al cambio climático.

Hawking, considerado uno de los científicos más brillantes de su generación, murió en marzo a la edad de 76 años. Sufrió de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), un trastorno neurodegenerativo también conocido como Enfermedad de Lou Gehrig, durante la mayor parte de su vida adulta.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...