Nacional > Encuesta de Latinobarómetro

Cae el apoyo de los uruguayos a la democracia y está en su punto más bajo

Solo 61% de los uruguayos respondió que “la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno”, nueve puntos menos que el año pasado y el registro más bajo en 23 años

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2018 a las 10:30

El apoyo a la democracia de los uruguayos tuvo en 2018 su punto más bajo desde que ese indicador es medido por el Latinobarómetro. Solo 61% de los encuestados respondió que “la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno”, lo que implica una caída de nueve puntos respecto a la medición de 2017.

La medición se realiza desde 1995 y en Uruguay la encuesta es realizada por Equipos. En 2016 había sido el punto más bajo hasta ahora, cuando se ubicó en 68%; un año después creció dos puntos y en 2018 cayó nueve.

La pregunta realizada fue: "¿Con cuál de las siguientes frases está usted más de acuerdo?" y las posibles respuestas eran: "La democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno"; "en algunas circunstancias, un gobierno autoritario puede ser preferible a uno democrático"; y "a la gente como uno, nos da lo mismo un régimen democrático que uno no democrático".

Este indicador es alarmante para Uruguay porque nunca tuvo una respuesta tan baja respecto a la valoración de la democracia. De todas formas, si se mira con perspectiva regional, Uruguay es el tercer país con más valoración por la democracia. Arriba de Uruguay están Venezuela (75%) y Costa Rica (63%). Lo sigue Argentina con 59%.

Pero la situación regional es muy complicada. Según el informe, 2018 también es el punto más bajo en apoyo a la democracia en todo el continente, el mismo valor al que se llegó con la crisis del 2001.

“A lo largo de los 23 años de mediciones realizadas, la democracia alcanzó su apoyo más alto en dos momentos. Por una parte al inicio de las transiciones, cuando en 1997 llegó a 63%, para disminuir hasta un 48%, que es su punto más débil en plena crisis asiática en 2001. A partir de ese año se recupera el nivel perdido para llegar a 61% en 2010”, dice el informe que se publicó este viernes 9 de noviembre.

“A partir de 2010 y debido al fin de las medidas contracíclicas comienza una ola de protestas en la región, el apoyo a la democracia declina de manera sistemática año a año hasta llegar al 48% en 2018”, agrega el texto.

En un análisis adicional a la publicación de las cifras, realizado por la directora del Latinobarómetro Marta Lagos, la experta afirma que 2018 fue un “annus horribilis” para América Latina.

“Desde el inicio de la transición a la democracia América Latina pocas veces había vivido un período más convulsionado de su historia como el actual”, escribió la analista, que a la vez es directora de la consultora Mori en Chile.

“En 2018 hemos presenciado como espectadores el fin de la tercera ola de democracias”, escribió Lagos. Puso como ejemplo lo sucedido en Brasil, donde la competencia electoral real comenzó cuando Luiz Inácio Lula Da Silva perdió la posibilidad de ser candidato.

“La historia de las democracias de la tercera ola es, en varios países (quizás demasiados), es la historia de líderes con nombre y apellido, donde el país queda en segundo plano, prendado, detrás de la persona que lo encabeza. Eso pasa a ser una de las trampas de los procesos de consolidación a la democracia, la personalización de los destinos de un país. Si los destinos de un país dependen de una sola persona, es porque ya el proceso se ha viciado y sus instituciones y líderes no están cumpliendo con el rol que corresponde”, escribió Lagos.

Para esta encuesta se hicieron 20.204 entrevistas cara a cara en 18 países entre el 15 de junio y 2 de agosto de este año, con muestras representativas de la población nacional de cada país, de 1.000 y 1.200 casos, con un margen de error de alrededor de 3%, por país.

Más información y datos del Latinobarómetro y el posicionamiento de Uruguay, en la edición Fin de Semana de El Observador.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...