Nacional > Eutanasia

Estado deberá pagar más de US$ 200.000 a enfermera que fue acusada de cómplice de asesinatos

La mujer alegó que recibió un daño moral al difamarse en el mundo que era una de las enfermera que asesinó pacientes 

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2018 a las 12:46

El Tribunal de lo Contencioso Administrativo condenó al Estado a pagar US$ 92.250 a una enfermera que en 2012 fue procesada con prisión como cómplice de otros dos enfermeros que entonces eran acusados de haber matado a una quincena de pacientes terminales en el Hospital Maciel y en la Asociación Española.

Según informó El País y confirmó El Observador, el fallo de la Justicia también incluye el pago al equivalente al año y medio en el que estuvo presa y no cobró su salario, y todos los meses que cobraría hasta su jubilación que ahora no lo hará porque aduce que el desprestigio social que sufrió no le permite conseguir empleo. Eso constituye, según uno de los abogados de la mujer, Andrés Ojeda, aproximadamente US$ 130.000. Pero ese monto aún no fue determinado, ya que resta que el juez haga la liquidación.

La defensa de la mujer –integrada también por el abogado Fernando Posada– sostuvo en el juicio que ella había sido procesada sin que hubieran pruebas suficientes: se usó en su contra un mensaje de texto que hablaba de una “limpieza” que ya había efectuado, y esa palabra se interpretó como clave para referir a un homicidio. 

Pero todo el caso fue desestimado tres años después por el Tribunal de Apelaciones, por lo que la mujer –que también había sido acusada de encubrir los delitos, que luego no fueron tales– inició el juicio para obtener una reparación moral. El Juez Gabriel Ohanian reconoce en su sentencia, a la que accedió El Observador, que la enfermera “debió afrontar un padecimiento moral, con repercusión pública y sin haber podido obtener un empleo por el desprestigio personal y profesional que sufrió a nivel de la opinión pública, traspasando fronteras por ejemplo diarios de Argentina, España, Estados Unidos e Inglaterra".

En la sentencia del magistrado, también se recuerda que por esos años los imputados eran conocidos como "los ángeles de la muerte".

Por su parte, entre otros argumentos que no se tuvieron en cuenta, el Poder Judicial alegó que "la estigmatización y repercusión social no es responsabilidad de (la parte) demandada".

A la misma vía de reparación recurrió otros de los enfermeros involucrados –uno de los dos acusados de homicidio especialmente agravado en reiteración real–, quien obtuvo en febrero de este año un fallo que condenó al Estado a pagarle $ 6.450.000 más US$ 25.000 por concepto de honorarios a sus abogados.

“Ella fue siempre incorrectamente procesada, y eso se confirmó: por eso es que el Estado tiene que indemnizarla por todo el dolor que le causaron, tanto a ella como a su familia”, dijo Ojeda a El Observador, que espera que el Poder Judicial apele la sentencia, “como lo hace siempre".

El caso

El 17 de marzo de 2012 en Uruguay se produjo una noticia que recorrió el mundo: dos enfermeros fueron enviados a la cárcel acusados de matar a 15 pacientes en el Hospital Maciel y en la Asociación Española al suministrarles medicación no indicada. Los imputados confesaron en la Policía y en el juzgado. Junto con ellos fue procesada por encubrimiento la enfermera que ahora ganó la demanda.

Los enjuiciamientos dieron inicio a un proceso muy complejo y extenso en el que, finalmente, las pericias forenses concluyeron que no había pruebas de los homicidios. El 16 de julio de 2013 el fiscal Gilberto Rodríguez solicitó que Acevedo y Pereira fueran condenados a 14 y 16 años de prisión respectivamente por homicidios en grado de tentativa.

Sin embargo, el 25 de febrero de 2015 la jueza Dolores Sánchez desestimó la acusación de Rodríguez y absolvió a Pereira y Acevedo, que recuperaron la libertad luego de que se concluyera que la imputación contra ellos se basó en un "rumor".

"Nadie los vio efectuar ningún procedimiento inusual, ni dar muerte a paciente alguno, ni en el Hospital Maciel ni en la Asociación Española se notó un aumento significativo de muertes en los CTI donde estos trabajaban", sostuvo la magistrada.

"Ya afirmemos que sea fama o rumor (para mi solo un rumor) lo que surgió del Hospital Maciel y que se le imputó a (uno de los enfermeros) los testimonios examinados al respecto, solo prueban eso: el rumor o la fama, no el hecho en sí mismo", argumentó Sánchez en la sentencia absolutoria dictada en febrero de 2015 y que determinó la liberación de los enfermeros.

Para la magistrada "los encausados no han cometido ilícito alguno" y por eso corresponde absolver a ambos enfermeros procesados y a la enfermera que fue señalada como cómplice, ya que no se puede encubrir un delito no probado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...