Opinión > EDITORIAL

Jugando con fuego

Con las medidas anunciadas por algunos sindicatos, como la Fancap, el país pierde mucho

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2019 a las 05:02

La decisión que comunicó la Federación de Funcionarios de Ancap (Fancap) de cortarle el suministro de combustibles a Petrobras como protesta por el envío al seguro de paro de los trabajadores de Montevideo Gas es ingrata e infeliz. 

Cuando trasciende que la poderosa central de trabajadores uruguayos (PIT-CNT) participó del proceso de decisión y la aceptó gustosamente sin medir las consecuencias ni para el movimiento sindical ni para la imagen del país, la noticia pasa a ser oscura e irresponsable. 

Además de infeliz, la medida es estratégicamente desacertada: en meses en los que se ha planteado un escenario preocupante respecto de la viabilidad de algunos proyectos en el Uruguay, incluso con el cierre concreto de algunas industrias de renombre, resulta preocupante que el sindicalismo se radicalice y perjudique la reputación internacional del Uruguay. Un país con este tipo de sindicalismo deja de ser atractivo para los inversores. Y Uruguay necesita inversiones como la lluvia en tiempos de seca.  

La simple amenaza de cortar el suministro de combustible a las estaciones de servicio de la empresa brasileña, no solo descalifica la credibilidad del movimiento sindical uruguayo, sino que incrementa el enojo de los ciudadanos con un gremialismo altanero, vetusto y prepotente. 

La medida, dirigida puntualmente hacia Petrobras, que anunció la venta de su red de estaciones y su partida del país argumentando que la presencia en Uruguay dejó de ser parte de su estrategia internacional genera reacciones a varias puntas.
En el mercado local hizo que la Unión de Vendedores de Nafta (Unevu) también saliera en defensa de sus colegas norteños.  “Mi posición personal como presidente la Unvenu es que si no le mandan combustible a las estaciones de Petrobras todos los colegas no deberíamos vender combustible tampoco”, según advirtió Daniel Añon.  

Los obreros de Montevideo Gas pueden tener razón en sus demandas, pero no en sus formas. De ahí a generar un potencial conflicto de envergadura internacional –se amenaza con cortar el suministro de gasolina al aeropuerto de Carrasco y hacer un paro nacional de 24 horas- debería existir un gran trecho a recorrer, aunque todo indica que no hay términos medios para el sindicalismo que absurdamente cree que con sus medidas puede llegar a preocupar al Palacio de Planalto donde ejerce el poder el archienemigo de las izquierdas, Jair Bolsonaro.  
Es muy trillado y débil el argumento para justificar las medidas gremiales de fuerza ante la eventualidad de que “el brazo neoliberal de la derecha llegará a nosotros” - tal como reza el comunicado de Fancap. 

Mucho más peligroso que el cuco del neoliberalismo es el corporativismo irresponsable de dos sindicatos (el del Gas y el de Ancap) que, cegados por la radicalización de sus posiciones, están a punto de adoptar medidas que afectarán a la gente común, a los medios urbanos de transporte masivo, al aeropuerto, al trabajador rural y al país productivo en su conjunto.  

Parece una preparación infalible: un poco de corporativismo radicalizado, mezclado con solidaridad selectiva, y la desmedida necesidad de mostrar poder a la opinión pública y a la clase política en años de elecciones. Lo que no entiende el sindicalismo uruguayo es que con medidas como las anunciadas pierde mucho todo el país y obtienen ellos una victoria pírrica. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...