Nacional > SEGURIDAD

Leal pidió derogar la ley de libertad vigilada y limitar acuerdos con delincuentes

El jerarca del Ministerio del Interior se alineó de esta forma con comentarios del fiscal de Corte, Jorge Díaz

Tiempo de lectura: -'

13 de marzo de 2019 a las 10:32

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, Gustavo Leal, dijo que es necesario que se reforme la ley de libertad vigilada, un beneficio que los fiscales otorgan cuando hacen pactos con los delincuentes y que permite que muchos imputados cumplan parte de las penas en sus casas.

El asesor del ministro Eduardo Bonomi dijo en entrevista con Desayunos informales que esa ley, que fue aprobada en 2016, "se creó teniendo en cuenta que estaba vigente" el anterior Código del Proceso Penal.

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, escribió la semana pasada en su cuenta de Facebook que no compartía que el Ministerio del Interior responsabilizara a los fiscales por aplicar esa ley, que según sus palabras fue "impulsada" por la propia cartera de seguridad. Díaz había respondido de ese modo luego de que el semanario Búsqueda publicara que se espera que en 2019 muchos presos que hoy cumplen condena de prisión pasen a completar la pena en sus casas.

"Si (su aplicación) se la considera inadecuada corresponde su modificación o derogación, (pero) no expresar su preocupación por su aplicación", respondió entonces Díaz.

Ahora, Leal sostuvo que, además de que entiende necesario modificar el alcance de los acuerdos que los fiscales pactan con los delincuentes –como los procesos abreviados por los cuales se los condena en una sola audiencia a cambio de penas más benevolentes–, "hay que ir a un sistema que tenga una mayor rigidez sobre todo con las personas que son reincidentes".

En ese sentido, puso de ejemplo el caso de este martes en el que fue condenado un hombre de 60 años, poseedor de 12 antecedentes penales y tío de Mónica Sosa, la mujer señalada como líder de la banda de Los Chingas, pero que cumplirá como pena cinco meses de libertad vigilada. El hombre no fue a prisión porque su último antecedente es demasiado antiguo para ser considerado reincidente.  

Leal protestó porque, aunque es cierto que el último delito lo cometió en 2009 –mientras que la ley pone como límite el transcurso de cinco años entre un delito y otro para considerar a alguien reincidente–, el primer delito lo cometió en 1977, por lo que se desprende que esa persona hizo de la delincuencia una forma de vida.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...