Nacional > Costos

Los US$ 5 millones del Antel Arena que separaron al oficialismo de la oposición

El ministro colorado Álvaro Ezcurra discordó con la clasificación de “reserva” de la información

Tiempo de lectura: -'

11 de marzo de 2019 a las 21:19

El Antel Arena costó US$ 90.922.830 o costó US$ 85.995.517. Depende de los pagos que se consideren. Esas fueron las conclusiones a las que llegaron los ministros del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) a la hora de analizar los “gastos realizados” por la empresa estatal en “todo el proceso de construcción y puesta en marcha” de la obra.

La diferencia, que surge por la consideración de un pago de US$ 4.927.313 de Antel a una subsidiaria cuyo paquete accionario le pertenece 100%, provocó discrepancias entre los ministros oficialistas y de la oposición durante la discusión de la respuesta a un pedido de informes solicitado por el senador Pablo Mieres.

Este gasto no fue incluido en el costo final de la obra sino que fue agregado en la segunda de cuatro consideraciones que hizo el TCR. Esto generó discrepancias entre los ministros, que finalmente terminaron aprobando el documento el miércoles 6 de marzo. La resolución –a la que accedió El Observador– señala que este pago “no se incluyó en el monto total referido por tratarse de operaciones inter-compañías”, aunque para los jerarcas de la oposición debió haberse incluido.

De acuerdo con el Tribunal de Cuentas, la demolición del Cilindro, la preparación del terreno y la obra civil le costaron a Antel US$ 49.166.510. Por el proyecto ejecutivo, las asesorías y “servicios varios”, la empresa estatal pagó US$ 2.523.030, mientras que por el equipamiento y el acondicionamiento técnico abonó US$ 17.267.482. Antel también pagó US$ 17.038.495 por los espacios exteriores (guardería, parque público y espacios polideportivos, entre otros). La suma de estos costos da US$ 85.995.517, a los que deben sumarse los casi US$ 5 millones del pago a la subsidiaria, lo que eleva la cifra a US$ 90.922.830. Los ministros señalaron que ante la “presencia de erogaciones en otros tipos de moneda, se procedió a convertirlas a dólares a la cotización promedio interbancaria”. El semanario Búsqueda había informado meses atrás que un documento interno del TCR señalaba que el gasto había sido de US$ 90,5 millones tras realizar cálculos con un dólar a $32,6.

Entre las puntualizaciones, el Tribunal de Cuentas agrega que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) no constituye un “costo” para Antel porque es 100% deducible y que entre los gastos se incluyeron “los montos reservados por concepto de imprevistos que no necesariamente fueron ejecutados (en general del 10% de la erogación), las erogaciones por concepto de leyes sociales que pudieran responder y costos de mantenimiento de equipamiento que se hubieran contratado (por no ser posible su disgregación del costo del equipamiento)”.

Los ministros dejaron expresa constancia que la información fue procesada en base a “fuentes calificadas como reservadas por Antel”, de acuerdo al artículo 9 de la ley 18.381 y que se obtuvo de la “documentación que está en poder del Tribunal, relativa a intervenciones efectuadas en forma directa o a través de contadores delegados sin acceder a los expedientes originarios de las contrataciones”.

Esta situación generó que el ministro por el Partido Colorado, Álvaro Ezcurra, votara de forma discordante ya que disentía con la mayoría respecto al alcance de la clasificación de reserva de los antecedentes.

Mieres recurrió al Tribunal de Cuentas luego de que realizara un pedido de informes y un pedido de acceso a la información pública solicitando conocer los contratos realizados para la construcción y puesta en marcha del complejo y los costos que implicaban. Antel no le contestó el pedido de informes, mientras que gran parte de la solicitud de acceso fue denegada porque “la información solicitada ha sido clasificada como información reservada”. El ente se amparó en que un dato puede ser calificado como reservado cuando “supone una pérdida de ventajas competitivas para el sujeto obligado o pueda dañar su proceso de producción”, informó El Observador en su momento.

La obra fue inaugurada el 12 de noviembre en un evento que contó con la presencia del presidente Tabaré Vázquez y la precandidata del Frente Amplio e impulsora del proyecto, Carolina Cosse. El lugar también fue el sitio elegido por el mandatario para realizar su última rendición de cuentas como gobernante.

Unos días después de la inauguración, Cosse fue interpelada por Mieres en el Senado. En su comparecencia, la entonces ministra de Industria dijo que el Antel Arena costaría US$ 82 millones y negó “rotundamente" errores de cálculo en la obra.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...