Mundo > REINO UNIDO

May rechaza nuevo referéndum del Brexit y accede a renegociar ciertos puntos

Luego de que el acuerdo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea fracasara en el Parlamento británico, la primera ministra presentó este lunes su "plan B"

Tiempo de lectura: -'

21 de enero de 2019 a las 19:12

Para sacar a Reino Unido del caos político del Brexit tras el aplastante rechazo de su acuerdo, la primera ministra Theresa May propuso este lunes un nuevo plan que consiste en modificar el punto más conflictivo y volver con él a Bruselas, sede del parlamento europeo.

El denominado "backstop", un mecanismo destinado a evitar la reinstauración de una frontera entre Irlanda -país miembro de la UE- y la provincia británica de Irlanda del Norte, fue responsable del estrepitoso fracaso de May ante el parlamento el pasado martes. Menos de una semana después, la dirigente conservadora volvió ante los diputados con una nueva propuesta para encontrar una solución a la cuestión irlandesa que sea aceptable por la mayoría.

"Esta semana seguiré hablando con mis colegas (...) para considerar cómo podríamos cumplir nuestras obligaciones con los ciudadanos de Irlanda del Norte e Irlanda de una forma que pueda obtener el mayor apoyo posible en la cámara. Y luego volveré a llevar las conclusiones de estos debates a la UE", anunció.

Los diputados habían rechazado el martes por una aplastante mayoría el acuerdo que May negoció durante año y medio con Bruselas: 432 votaron en contra -incluidos 118 rebeldes conservadores- y solo 202 a favor.

Esos mismos rebeldes, además del pequeño partido unionista norirlandés DUP -de cuyo esencial apoyo depende la estrecha mayoría parlamentaria de May- decidieron sin embargo un día después mantener a la primera ministra en el cargo, al votar contra una moción de censura lanzada por la oposición laborista.

La jefa de gobierno inició entonces encuentros con el resto de partidos en busca de un consenso para acabar con el bloqueo. Pero el diálogo fracasó. El líder laborista Jeremy Corbyn se negó a conversar hasta que May descartase fehacientemente la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, a lo que ella respondió que era "imposible". Otros partidos insistieron en la convocatoria de un segundo referéndum del que la primera ministra ni quiere oír hablar.

Aunque admitió que es posible pedir una extensión del plazo para salir del bloque, alertó de que el resto de países comunitarios podrían negarse. "Es muy improbable que la Unión Europea acepte extender el artículo 50 sin un plan sobre cómo pensamos aprobar un acuerdo", esgrimió May.

La primera ministra tampoco promoverá la convocatoria de un nuevo plebiscito, indicó, al considerar que pondría en riesgo la "cohesión social" y minaría la "fe en la democracia" de los británicos. Ante la falta de otras alternativas por parte del gobierno, diputados de diversas colectividades amenazan con intentar aumentar su control sobre el proceso del "brexit". 

El Parlamento tiene previsto el próximo día 29 someter a votación una moción "neutra", que en principio se limitará a constatar que los parlamentarios han tenido la oportunidad de debatir los planes de la primera ministra.

Fuente: AFP y EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...