Nacional > SEGURIDAD

Once delincuentes fueron muertos por policías en 2019 sin consecuencias para los efectivos

Bonomi dijo que acciones de la cartera están logrando "importante caída" en los homicidios, reducción menor en los hurtos, pero que rapiñas continúan en los mismos niveles de 2018

Tiempo de lectura: -'

23 de abril de 2019 a las 21:59

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo a la salida de la Comisión de Seguridad Pública y Convivencia del Senado que la policía “no tiene las manos atadas” y que en lo que va del año 11 delincuentes fueron abatidos sin consecuencias penales para los efectivos que participaron de esos operativos. El tema fue puesto sobre la mesa por el senador nacionalista Javier García, quien citó al ministro para conocer las explicaciones de la cartera por aumento de los homicidios y de las denuncias de rapiñas y hurtos durante 2018.

García respaldó un el proyecto de ley presentado en 2016 por el senador y precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou, que habilitaría la legítima defensa presunta para los policías, de modo que estos no tengan que probar que actuaron en legítima defensa, como ocurre actualmente con todos los ciudadanos. Por el contrario, en el caso de los efectivos, la propuesta establece que la primera hipótesis ante un caso de un policía que mató a un delincuente sea que usaron su arma para defenderse.

Bonomi, por otra parte, señaló que ese proyecto “le preocupa”,  aunque dijo que “la policía uruguaya es la más profesional de la región” y por tanto “no es de gatillo fácil”, y agregó que a su juicio “tiene respaldo suficiente para trabajar”. “El respaldo a la policía hay que dárselo en sueldos, se lo hemos dado, en elementos de protección, se lo hemos dado, en la mejora del armamento, se lo hemos dado, en vehículos, se lo hemos dado, en sistemas de comunicación y georreferenciacion a los efectos de que todos sepan dónde está el policía y qué problema puede estar sufriendo, además que llevan consigo cámaras que han evitado procesamientos en situaciones críticas”.

De hecho, estas cámaras sirvieron para exculpar a once policías que el 5 de enero abatieron a un hombre que los atacó con una cadena y un machete, a pesar de que el cuerpo presentaba más de diez disparos. Según contó una fuente a El Observador, las imágenes que registró uno de los policías que participó en el operativo sirvieron para que los efectivos que participaran del operativo fueran librados de culpa.

García dijo al término de la sesión que la policía no cuenta con respaldo suficiente y que para eso basta ver los videos de efectivos que son insultados y agredidos con piedras cuando actúan en un operativo. Bonomi, por otra parte señaló que incluso con una ley de legítima defensa presunta como la propuesta por Lacalle Pou, serían condenados si respondieran la agresión con sus armas de reglamento.

El ministro del Interior señaló que para enfrentar situaciones en las que un grupo de personas tira piedra e insulta cuando se va  a detener a los “grandes delincuentes”, es que la cartera compró pistolas no letales.  

Cifras de delitos

La convocatoria a la comisión se hizo casi inmediatamente después de que se dieron a conocer las cifras de delitos de 2018 que marcaron un aumento respecto al año anterior de 45,8% en los homicidios, de 53,8% en las denuncias de rapiña y del 25,6% en las denuncias de hurto. Al respecto Bonomi dijo que las acciones de la cartera están empezando a dar resultados.

 “Hay bajas importantes en homicidios, no tan importantes en hurto”, al tiempo que las rapiñas no bajaron pero sí “bajó la curva de crecimiento”.

Entre las medidas mencionadas Bonomi destacó la flexibilización para el ingreso de efectivos a las fuerzas policiales –lo que permitió que más de 459 ingresen de una misma vez-, el programa de videovigilancia y el patrullaje del PADO, que ahora permite mayor movilidad de los policías que participan de las tareas de patrullaje.

El ministro del Interior descartó que la policía no ejerza la autoridad y dijo que no es cierto que más personas se vuelquen a la delincuencia porque los efectivos no repriman, sino que se debe a que “hay una subcultura” para la cual ir a la cárcel “es una cocarda, que le da prestigio entre sus pares”.

El lugar en la región

El ministro del Interior dijo que la escalada delictiva en el país está relacionada con un “deterioro” de la seguridad en la región. “Uruguay no es una isla (…) A nosotros nos afecta la región porque vienen de Chile, Argentina, Colombia y México (a cometer delitos).

Asimismo dijo que si bien las bandas extranjeras han sido desbaratadas, introdujeron nuevas formas delictivas, como es el caso de la explosión de cajeros automáticos, una modalidad importada por delincuentes chilenos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...