Economía y Empresas > Laboral

Tres posturas que aumentarán su productividad en la oficina

Beilock se refiere a una teoría conocida como “cognición corporizada” que señala que nuestro cerebro observa su cara y cuerpo para entender cómo se sient

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2019 a las 09:06

“La postura afecta la manera en la que pensamos”, afirma Sian Beilock, un psicólogo cognitivo y autor de importantes libros. “Una de las formas en que moldeamos nuestros pensamientos es a través de los movimientos físicos”. Y existen posturas corporales que pueden ayudar a potenciar la productividad en el trabajo.

Beilock se refiere a una teoría conocida como “cognición corporizada” que señala que nuestro cerebro observa su cara y cuerpo para entender cómo se siente. Su expresión facial y la postura corporal ayudan a su mente a descubrirlo. ¿Sabía esto?

“La productividad realmente se trata de decirle a su cerebro: “Estoy al mando, me siento bien, ¡estoy listo!”, dice Dana Carney, una psicóloga cognitiva. La forma más fácil de mandar esta señal es a través de su cuerpo.

En un estudio realizado por Carney, se llega a la conclusión de que las posturas corporales expansivas, conocidas como “poses de poder”, pueden ponernos en un estado mental productivo. Esto debido a que sirven para incrementar los niveles de testosterona.

“El cambio en el aumento de la testosterona que observa cuando adopta una pose de poder es como cuando gana un juego”, señala Carney. Es decir, esa energía que siente después de conseguir un gran triunfo aparece cuando se estira. 

En ese sentido, Entrepreneur reveló tres posturas expansivas que tienen este efecto, ya sea que esté sentado en una reunión de trabajo, hablando por teléfono o trabajando en un proyecto:

Ponga las manos en la cabeza con los codos por fuera

Hacer esto le motiva a sentarte derecho y abrir su pecho, una postura que facilita que las ideas fluyan. Inténtelo cuando esté pensando en cómo resolver un problema o cuando esté diseñando nuevas estrategias para mejorar su trabajo.

Descanse un brazo en la silla contigua

Poner un brazo en otro lugar fuera del que tiene designado, como una silla o un escritorio, duplica el espacio que utiliza su cuerpo, lo que le hace sentir más poderoso.

Extienda sus piernas

Sentarse enfrente de una computadora restringe la actividad y extensión de su cuerpo, lo que hace que sea menos productivo. Por eso, estirar sus piernas de vez en cuando es una forma de contrarrestar este efecto. 

Cada una de estas posturas permite que su cuerpo se expanda. Tomar más espacio del habitual le dice a su cerebro que está en una posición de poder, lo que incrementa su testosterona y le hacen más productivo, señala Carney.

Fuente: Gestión - RIPE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...